lunes, 17 de febrero de 2014

Códigos QR en educación: ese gran desconocido en el aula.


Cada vez nos resulta más familiar ver los códigos QR: Algunos los usan para promocionar una página web de Internet, otros para recordar un perfil en las redes sociales, un vídeo publicitario que está alojado en youtube, para mandar un mensaje de correo electrónico, para hacer una llamada a un número concreto... 

Sin duda las aplicaciones para el mundo profesional están muy claras. ¿Y en el caso de la educación?
¿Qué cosas podríamos hacer en clase con los códigos QR?. Pues sin que suponga un esfuerzo muy grande de tiempo para el profesor os proponemos ideas y ejemplos de cosas que se pueden hacer en clase con códigos QR y que se pueden llevar a la práctica rápidamente. Lo único que hará falta es que los alumnos dispongan de un smartphone o de una tablet con cámara para que puedan escanear el código QR.

PRIMERO:  Proporcionar la solución a los ejercicios que les hemos planteado a nuestros alumnos.  En este ejemplo que os adjuntamos (puedes descargarlo AQUI), se han recopilado ejercicios de cálculo para alumnos de tercero de primaria, en donde en cada QR de la plantilla se encuentra la solución a la operación. En este caso, detrás del QR hay un simple texto (lo hemos hecho así, para el caso de que el smartphone que tenga el alumno no tenga acceso a internet), aunque detrás de cada QR podemos poner cualquiera de los elementos que hemos comentado al principio: podemos poner un vídeo que hemos creado en LENSOO CREATE, EDUCREATIONS, o que hemos subido a nuestra cuenta de youtube), o una imagen (podría ser incluso una foto que hemos hecho con nuestro móvil o tablet  a la hoja de papel en donde hemos resuelto el problema y ajustando el formato de la foto utilizando la app "CAMSCANNER").

Las opciones son diversas, aunque dependerá del tiempo que tengamos disponible en nuestra apretada agenda. No obstante, si optamos por recursos de vídeo, no sólo podemos dar la solución, sino establecer técnicas a la hora de resolver problemas (destacar en el enunciado las partes claves, recopilarlas, ordenar los datos, entender que es lo que nos están pidiendo...etc.)


SEGUNDO: Repasar vocabulario y expresiones de un idioma concreto

A través de ese ejercicio, los códigos QR facilitan la labor de recordar y de comprobar si hemos escrito correctamente una palabra en el idioma en cuestión, para poder practicar antónimos, sinónimos, formas verbales, phrasal verbs, para dar respuesta a preguntas relacionadas con un texto escrito en inglés... Las opciones son también muy diversas según como queramos enfocar la actividad.




TERCERO. Acceder rápidamente a los trabajos de los alumnos.

En un post anterior denominado "Empieza a crear tu entorno de trabajo con tus alumnos con Google Drive", os explicamos cómo podíamos empezar a crear  un entorno de trabajo colaborativo entre docente y alumno de cara a un workflow de información. Pues bien, para acceder a dicho entorno, nos podemos crear una hoja en papel con el nombre o foto del alumno, y junto a éste, el código QR con la dirección URL que nos llevará a la carpeta que tiene compartido dicho alumno con el profesor en Google Drive. De esta manera, podemos acceder a la carpeta de los alumnos de una manera rápida y sencilla si en un momento determinado necesitamos consultar algo específico de ese alumno.

CUARTO: Mostrar el trabajo que han realizado nuestros alumnos

A modo de ejemplo, muchos de los trabajos que hacen en grupo nuestros alumnos (sobre todo en primaria) se exponen en ocasiones en enormes murales de ciencia, geografía, historia... en donde se recogen las ideas principales del trabajo.Solemos evaluar tanto el trabajo realizado como la exposición del mismo. Pues bien, podríamos grabar en vídeo la exposición del alumno y dicha grabación adjuntarla a modo de QR en el trabajo.No sólo motivamos al alumno que podrá ver su exposición, sino que estamos potenciando diferentes competencias del alumno (comunicación, expresión oral...). Es más, incluso podemos hacer visible de cara a los padres, el trabajo completo realizado por el grupo, no sólo la parte escrita, sino también la de exposición oral.

Hemos puesto como ejemplo un mural como trabajo, pero también podría aplicarse a una audio-guía, un cuenta-cuentos o cualquier otro trabajo que se haga de manera grupal o individual.

Seguro que se os ocurren miles de ideas...Pon un QR en tu vida....o en tu clase.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar. Entre todos haremos un blog más interesante y productivo.

Entradas